Moraterapia

La mora terapia es un principio integral de diagnóstico y terapia con las propias vibraciones del paciente.  Este método terapéutico fue desarrollado en en el año de 1977 por el doctor alemán en medicina F. Morell y el ingeniero E.Rasche. De ahí que se le haya denominado Mo-RA.

Mientras tanto, después de un trabajo de investigación de mas de treinta años, se ha podido establecer y confirmar por prestigiosos científicos europeos, que cada persona posee un espectro vibracional que se puede aprovechar terapéuticamente.

Del mismo modo, se sabe hoy que los procesos químicos dentro del cuerpo humano pueden ser guiados a través  de vibraciones electromagnéticas .

Los mismos órganos, ya estén sanos o enfermos, poseen un espectro vibracional individual que se diferencia de una persona a otra, así como un potencial energético determinado.

Comparativamente hablando, es el caso de las corrientes cardiacas, que se pueden medir con el electrocardiograma, o las ondas cerebrales, que también son mesurables mediante el encefalograma.

De igual manera, pueden ser inducidas muy delimitadamente las vías nerviosas, por medio de débiles corrientes de estimulación, a responder ante determinadas reacciones.
La MORA-terapia esta libre, con toda seguridad, de efectos secundarios no deseados.
Las posibilidades de aplicación son extraordinarias y numerosas, puesto que pueden ser tratadas de forma adecuada prácticamente todas las enfermedades y molestias; ya sean orgánicas o funcionales, agudas o crónicas; estén ya desarrolladas o sólo en su estado de formación.

"Se liberan las fuerzas de regulación específicas del cuerpo"

Las lesiones del organismo pueden modificar de tantos modos y de tal manera el estado corporal, que los procesos bioquímicos se alteran y ello da lugar a la aparición de enfermedades.
Las sustancias nocivas que se toman a través de los alimentos, los residuos de los metales pesados en el agua potable, los materiales tóxicos del medio ambiente en general, llevan al sistema de regulación del cuerpo fuera de su equilibrio natural.
 
Todas estas sustancias perjudiciales no solo afectan al organismo en su manifestación material, sino también en el plano informativo por las especiales vibraciones electromagnéticas que despiden.
En el momento en que todos los delicados procesos de regulación del organismo se vuelven demasiado susceptibles por las vibraciones perturbadoras que causan las sustancias nocivas, pueden aparecer defectos de regulación y de función que traen como consecuencia la aparición de una enfermedad.
El Dr. Morell tuvo la genial idea de anular estas vibraciones perturbadoras por medio de su propio reflejo, para descongestionar al organismo enfermo y así facilitar la curación espontanea.

¿Qué NO es la MORA-terapia?

No es ninguna electroterapia, como tampoco una irradiación (radioterapia) en ninguna de sus modalidades y, sobre todo, no es ningún modo de tratamiento paramédico en cuyo efecto haya que creer para que haga efecto y se puedan ver los resultados.

Así es el Tratamiento

Durante el procedimiento terapéutico con la máquina MORA, el paciente es tratado con la ayuda de dos electrodos en las manos o en los pies (en el caso de aparato MORA-SUPER, más desarrollado, sería con dos electrodos en las manos y otras dos en los pies al mismo tiempo).

Las vibraciones propia del paciente penetran en la máquina a través de estos dos o cuatro electrodos y del cable conductor de conexión; igual que en el registro del electrocardiograma o del encefalograma. Del mismo modo, se pueden tratar individualmente superficies cutáneas, zonas y puntos dolorosos, etc., con electrodos especiales.

La máquina de MORA-terapia está incluso en disposición de distinguir, por medio de un eficaz filtro fisico , las vibraciones armónicas o sanas de las disarmónicas o enfermas. Las vibraciones armónicas o sanas, convenientes para el organismo y que pueden volver a levantar su debilitado potencial energético, son reforzadas y devueltas al cuerpo.

 

Las vibraciones disarmónicas o enfermas son invertidas electrónicamente, es decir, cambiadas en el reflejo de su imagen y devueltas al cuerpo de esta forma. Por consiguiente, las vibraciones disarmónicas o enfermas se debilitan dentro del cuerpo mediante la contra-vibración ; en el mejor de los casos, incluso de anulan por completo. Con ello, el paciente es tratado exclusivamente con sus propias vibraciones corporales, características y adecuadas en el momento para él.

 

En ninguna de las fases de la terapia tiene lugar un acceso de energía ajena o de sustancias de cuerpos extraños o ajenos. Durante el primer paso del tratamiento es utilizada la llamada terapia de base, que consiste en armonizar a todo el cuerpo en su conjunto.

El segundo paso, que la mayoría de las veces va acompañado de otros programas , dependiendo del criterio del especialista, adapta los electrodos y se centra más en el síntoma localizado de la enfermedad o dolencia. A veces también se aplica un electrodo semejante a un dedo. 

 

Con él se pueden tratar áreas problemáticas muy delimitadas, como zonas dolorosas o cosas por el estilo. Al mismo tiempo, existen electrodos flexibles, los electrodos de rulo, y una “sonda activa-MORA”, la cual extrae, a través de un campo magnético, las vibraciones disarmónicas o enfermas de los órganos más profundos del cuerpo para su tratamiento. El diagnostico y también el transcurso del tratamiento pueden ser medidos y controlados por medio de los puntos de acupuntura. En los sucesivo, se modificarán de igual manera tanto los síntomas de las enfermedad como los resultados de los análisis de laboratorio.

Terapia sin Contraindicaciones

Muchos pacientes experimentan una mejoría después del primer tratamiento.  Es muy posible que el cuerpo, antes de sentir una mejoría, tenga que eliminar primero unos residuos.  Estos residuos se liberan por medio de la terapia.

La MORA-terapia libera muchos de estos residuos tóxicos  en el tejido; estos residuos deben ser eliminados rápidamente.  La liberación de estas sustancias perjudiciales pueden acompañarse de sensaciones de desagrado pasajeras o momentáneas.

Una “primera reacción”, igual a las que se observan también en el tratamiento homeopático.  Esto no es indicio de que se esté llevando a cabo una terapia equivocada, ni motivo de alarma.  Es, simplemente, un estado transitorio durante la desintoxicación, que puede inhibirse o reducirse al máximo y de la mejor manera, ingiriendo abundante agua baja en sustancias minerales, el dia de la terapia y durante los días posteriores.

¡También es importante la desintoxicación de la piel (ducha diaria con gel de Ph adecuado, sauna, etc.) y del intestino (evitar el estreñimiento).

Es en casos muy excepcionales cuando se tienen que prescribir medidas adicionales.

La cantidad de sesiones terapéuticas necesarias las establecerá el médico.  En los casos agudos, a menudo basta una sola sesión para poner en marcha los procesos de curación del organismo (por ejemplo, inflamaciones agudas, infecciones, estados dolorosos, envenenamiento o intoxicaciones en el amplio sentido de la palabra, etc.).

En enfermedades graves o crónicas, por regla general, son necesarias más sesiones terapéuticas.

En principio, pueden ser tratadas todas las enfermedades que no hayan producido una destrucción o necrosis irreversible en el tejido corporal.  Los mejores resultados terapéuticos se pueden esperar en el tratamiento de alergias, intolerancia a los alimentos, intoxicaciones medio-ambientales y de amalgamas dentales, afecciones cardiovasculares (de corazón y sistema circulatorio), estados dolorosos e infecciosos agudos y crónicos, enfermedades metabólicas-hormonales y enfermedades psicosomáticas.

En las enfermedades graves con procesos avanzados se produce un gran alivio a nivel psicosomático.  No se conocen daños o lesiones por tratamiento con MORA-terapia.

"Se liberan las fuerzas de regulación específicas del cuerpo"